Buscar en este blog

miércoles, 1 de julio de 2020

Segunda parte: Cartones Matrix y hojas Encap

Aquí, en esta nueva entrada, os dejo la segunda parte del vídeo, que publiqué la semana pasada.

Esta vez, os muestro por vídeo, dos artículos, que podéis conseguir en la tienda LuzDeFaro:


1) Cartones de color negro Matrix.

2) Hojas para guardar cápsulas Quadrum.



Si queréis visitar el Primer vídeo, pinchad Aquí.



Segundo vídeo:


Segundo vídeo. Cartoncillos Matrix y hojas Encap.

Ochavo inédito de Carlos II de Sevilla con fecha de 1681

La Ceca de Sevilla en los cuartillos de Carlos II aparece acuñada exclusivamente en dos años.
Ceca de Sevilla. Foto sacada en tobyeatstheworld.com

El primero de ellos, en 1680. En esta fecha, la ceca está improntada al lado izquierdo del castillo, y se presenta, tanto acotada por puntos como sin acotar… sin embargo, la siguiente fecha, la de 1681, ha perdurado en el tiempo sin ningún ejemplo… el propio Sanahuja, en su catálogo, de “El Vellón  de los Austrias” establece, que si bien, ellos no han visto aún, la ceca de Sevilla con fecha de 1681, sí que hay constancia de que en ese mismo año, se acuñase moneda en esta casa andaluza… un interrogante, que a día de hoy,  parece haberse resuelto.

Rubén M. S, numismático amigo mío, acaba de romper con esta incógnita, pues tiene en su haber, un ochavo de Carlos II, con ceca de Sevilla y fecha de 1681… la única que se "sepa que existe" de este año.



Ochavo inédito de 1681 de Carlos II, con ceca de Valladolid, posesión de Rubén M. S.


En ocasiones, la Ceca de Sevilla, en estos ochavos, puede confundirse con la ceca VD de Valladolid… pues, en esta última, las siglas se presentan de manera vertical, a la izquierda del castillo.


 Marca VD en las cecas de Valladolid.


Ciertamente a veces,  la V y el comienzo de la D, al estar tan juntas ambas letras, pueden dar la impresión de que conforman una S…


Ochavos de Carlos II de Valladolid. Subastada en Áureo y Calicó 14/12/2017. Puede observarse, si retiramos el arco de la D, como la V y la base de la D simulan una S, por la cercanía de ambas letras.



Para descartar la Ceca de Valladolid, y constatar la de Sevilla, en esta pieza de extremada rareza,  tenemos que realizar una breve comparativa entre ambos artes de tales casas de moneda, y así, esclarecer diferencias sutiles que confirmen este gran descubrimiento.

Aspectos técnicos:

1- En la moneda de Rubén, se  ve a la izquierda del castillo, la marca de ceca S… no obstante, podría plantearse la duda de que es una VD tumbada... la V de la ceca de Valladolid suele ser más angulosa, a parte, se presta a ver la curvatura superior de la D sin ningún problema, en bastantes ochavos. Bien es cierto, que a veces por falta de acuñación, este arco superior de la D no es visible, por eso, a veces, la ceca de Valladolid, se asemeja a la de Sevilla. Ahora bien, en este ejemplar de Rubén, hay dos características más, que hacen que la moneda no deje espacio a dudas.
Se observa, claramente, como el primer trazo inferior del arco de la S (que mira a derechas) posee un ángulo curvo, diferente al arco en las V de Valladolid, que siempre es recto. Las V de Valladolid, se comportan claramente en este ángulo, como una V y no como una U.

Se ve claramente el ángulo recto de la V.

Se observa claramente el arco inferior de la A a derechas... no es recto como sí ocurre en la V de la ceca de Valladolid.


La parte superior de la S, también es curva, dejando el arco a izquierdas y encima de ella, no parece que exista falta de acuñación …así que, no puede ser una D tumbada… el comienzo de la D en la ceca de Valladolid, o lo que es lo mismo, la base de la D (ya que la letra aparecería tumbada) es recta, apartándose de la curvatura de la parte superior de la S…

Comparativa de cecas.


2- Algunos investigadores, dirían que para que la ceca sea de Sevilla, la S debería estar acotada por puntos, y la de Rubén no posee ciertos puntos… pero no se nos olvide, que el propio De la Fuente en su catálogo, establece tres variantes, todas con fecha de 1680, la última de las cuales, no posee acotación alguna.

3- La corona del anverso, encima del escudo, tiene una base recta, y no se corresponde con la de Valladolid, que siempre detenta una pequeña curvatura al comienzo de la misma. A parte, el arte es completamente distinto.


Base de la corona recta en Ochavo de Sevilla, y arte distinto.

Base de la corona curva en Ochavo de Valladolid.


4- El arte del castillo es distinto también al de la ceca de Valladolid, sólo a partir de 1684, el arte del castillo de la ceca de Valladolid, es similar al de la ceca de Sevilla.
                         Ceca de Valladolid.


                        Ceca de Sevilla.





Todos estos datos, son signos sin sine qua non, que certifican la procedencia de esta rara pieza… un cuartillo de Sevilla de Carlos II con fecha de 1681, un ejemplar único y seguramente muy codiciado por los coleccionistas de este tipo de cobres.

¡Enhorabuena, Rubén!



domingo, 28 de junio de 2020

Otra forma de aplicar cera y artículos de LuzDeFaro.

La impregnación de la cera microcristalina, puede realizarse de varias maneras.

En el vídeo de hoy, os presento otra forma de aplicarla.

Cogemos para la limpieza, una moneda de 5 céntimos de 1879 de Alfonso XII, con una pátina verde esmeralda, preciosa, con la grata sorpresa, de ver a medida de que la tierra se va retirando, como la pieza se nos presenta a penas circulada y con una homogeneidad destacada tanto en el tono de su pátina y como de su estado de conservación en reverso y anverso.


5 Céntimos de 1879 de Alfonso XII.


Esta vez, he realizados dos vídeos, debido a que los minutos del mismo, me parecían demasiados.

En la primera parte, nos enfrentamos a la limpieza del 5 céntimos de la foto, con impregnación posterior de cera microcristalina.

En la segunda parte, o segundo vídeo, os mostraré dos artículos para poder organizar y guardar nuestras monedas... ambos, podéis conseguirlos, si estáis interesados, en el portal de mi patrocinador, LuzDeFaro.

Vídeo de la primera parte.