Buscar en este blog

lunes, 19 de julio de 2021

Vacaciones esperadas...

Esta temporada ha sido bastante fructífera en cuanto a numismática del blog y del canal se refiere.

          "Felices y merecidas vacaciones..."


He adquirido varios lotes por subasta y hemos podido realizar un unboxing en el canal, con gran aceptación entre los suscriptores.

Uno de ellos en esta Entrada.

A pesar de que el blog, posee una media de unas 200 visitas diarias, sigue sin tener a penas suscriptores... Una lástima, porque ésto hace que frene los patrocinios que tanto podrían ayudar a la mejora de Monedaslimpias.

A su vez, y saltandome la "esencia del blog", me decidí a comprar un compendio de onzas libertad, para dilucidar las diferencias perceptibles, existentes, entre las monedas que son típicamente usadas como inversión y las que son de colección ("Diferencias entre Monedas de Inversión y de Coleccion") ... 

Aquí  podéis visitar la entrada referente al lote adquirido.


En cuanto al canal, inauguré una nueva sección que gira en torno a charlas sobre numismática, con muy buena aceptación... Fenómeno, que hace que la próxima temporada siga con más entregas de esta nueva aportación.


Un ejemplo lo tenéis aquí.


También hemos tenido entradas curiosas e interesantes, como la referida, a la moneda de porcelana alemana del siglo XX.


Hemos hablado de portales interesantes de numismática, como Foronum.


Estrenamos también una nueva sección que trata sobre libros y catálogos de numismática y Sigilografía... Y publiqué mi libro sobre el blog, de manera virtual y físico... Si queréis haceros con él, os dejo de nuevo el enlace con información: Enlace de acceso a información del libro.

Os animo a que este veranos, echéis un ojo al blog y al canal, y miréis las entradas más atractivas o las que a vosotros os gusten más...


Volveré la primera semana de Septiembre con las pilas recargadas y esperando que tanto el blog como el canal vayan mejorando.


Pasad buenas vacaciones y gracias como siempre por visitarme.



Vídeo


miércoles, 14 de julio de 2021

Algunos detalles de la acuñación a martillo

La acuñación a martillo, es uno de los principales medios para crear moneda, que ha venido sucediéndose a lo largo de la historia de la humanidad.

Vamos a explicar una serie de características principales, que nos harán profundizar en este mundo tan apasionante.

En la acuñación a martillo tenemos un soporte sobre el cuál se coloca el cuño inferior, también llamado yunque, que normalmente, ya desde la Edad Media, corresponde al anverso de la moneda.

Este cuño es fijo y va asido a su base, mediante una protuberancia en forma de punzón que se clava normalmente dentro de la madera.

Por otro lado, tenemos un cuño móvil, o troquel, que se coloca encima del cospel, una vez éste está depositado sobre el cuño inferior. El cuño superior  se percute con una maza o martillo y corresponde en el periodo de la Edad Media, al reverso de la moneda.

Los operarios encargados de acuñar moneda a golpe de martillo, normalmente cobraban por el volumen de monedas creadas al día.
De ahí, se deduce, que en ocasiones, estas monedas estuviesen algo descuidadas a la hora de mostrar las improntas de los cuños, ya que este oficio se realizaba generalmente con gran celeridad.

Los cospeles solían recortarse de planchas o rieles cuyo espesor ya estaba ajustado a golpe de martillo. En ocasiones, y según qué ceca, sobre todo las alemanas, se utilizaban rodillos de laminación para adelgazar las barras de metal.

En España, no es hasta la creación de Real Ingenio de Segovia, cuando este fenómeno parece que tenga lugar.

Una vez recortados los cospeles, se vuelven a calentar para que adquieran mayor ductibilidad. Se someten al proceso de blanquimiento, por el cual, los flanes adquieren una presencia limpia desprovista de los aceites y demás suciedades propias de la fundición.

Los cospeles, todavía calientes, algo más maleables, se someten a la primera acuñación.
El operario, dependiendo del tamaño de la moneda a acuñar, percutía una o más veces. Cuanto mayor fuera la moneda, más veces normalmente la golpeaba.

Operario acuñando monedas a martillo."Ciencia y Técnica Monetaria en la España Bajomedieval" Ricardo Córdoba De La Llave.


En ocasiones, cuando las piezas eran de módulos más grandes, había dos operarios que se dedicaban a estos menesteres... Uno sujetaba el cospel con unas tenazillas y el otro, propinaba con una gran maza las percusiones necesarias para que el arte del cuño se transfiriera a la pieza.

En Segovia convivieron en un tiempo, dos sistemas de acuñación: a martillo y a rodillo.

La labra de monedas con rodillos impulsados por la fuerza del agua, sólo se dio en el Real Ingenio de Moneda de Segovia... Sin embargo, en la Casa Vieja (la otra casa de la moneda fundada por Enrique IV) se acuñó exclusivamente a martillo.

Estas dos formas de acuñar convivieron hasta finales del reinado de Carlos II.

Las cizallas que sobraban de los recortes de las planchas de dónde se sacaban los cospeles, volvían a fundirse para producir más rieles.

Los recortes de los cospeles, que se extraían de estos rieles, con el grosor adecuado, se efectuaban con grandes tijeras... Siendo bastante difícil, por no decir imposible, que las monedas alcanzaran una forma redonda... De ahí, que las piezas salgan acuñadas con aristas rectas.

Algunas piezas, como los módulos de 8 maravedíes, se denominan cortadillos, precisamente por esta característica propia de los recortes de las acuñaciones a martillo.

En la antigua Roma, sin embargo, el procedimiento de la obtención de cospeles, parece ser distinta... Suelen obtenerse estos flanes mediante moldes que establecen la forma redonda de los cospeles.... Luego seguramente se aplastan a golpe de martillo, para a continuación acuñarlos.
Estos moldes podían tener varios receptáculos conectados por alvéolos o ser simples sin conexión alguna.

En ocasiones, los romanos también recortaban barras de metal para sacar los cospeles... También los extraían de planchas de metal.

En cuanto al grabado de los cuños, existían básicamente dos procedimientos:

- Apertura del cuño con buril.
- Apertura del cuño con punzones burilados.


Con el método del martillo, no hay dos monedas iguales... Se pueden suceder errores típicos, como malas estampaciones, repintes o aparición de artes incusos, descentreados y roturas de cuño, desincronización de la presión del cuño del reverso en relación al anverso, choques vacíos de cuños... empastes...

Os dejo a continuación el vídeo, para completar la entrada 


jueves, 8 de julio de 2021

Subasta Jesús Vico. 20 de Julio.

Tenemos la subasta 159 de Jesús Vico. Se celebra el 20 de Julio del 2021.

               Subasta de Jesús Vico. 20 de Julio.


Suerte a los pujadores.

Os dejo vídeo:



Vídeo

lunes, 5 de julio de 2021

I. Resellos de 1603/6

Esta a va ser la primera de 6 entradas, que va a tratar, el tema de las diferentes pragmáticas, que tienen que ver con la creación de los resellos del periodo de los Austrias.

Un cuarto de Felipe III de Cuenca con varios resellos, entre ellos, uno a VIII de 1603/6 de la ceca de Burgos. Subasta Biddrnº 29, lote 7364.


Gracias a ello, haremos más fácil el poder descifrar esta serie de monedas, que en principio, parecen tan complicadas.


Le toca el turno al resello de Felipe III, según pragmática de 1603/6.

Un resello que viene a aumentar el doble del valor de módulos de 2 y 4 maravedíes.

Las monedas "afectadas" serán los ochavos y cuartos a nombre de los Reyes Católicos del periodo de Carlos I y Juana. Los ochavos y cuartos de de Felipe II. Los valores a 2 y a 4 maravedíes labrados por Real Ingenio de Segovia, de 1597 a 1602 también van a portar este resello, al igual que los cuartos de Felipe III con ceca de Cuenca.


Es un resello atípico, porque sólo viene reflejado el valor del mismo y no la fecha. Tiene la característica, también, de dejar una concavidad acusada, en la zona donde se percute con el cuño, tal vez, debido a la menor dureza del material dónde se asienta el cospel antes de ser punzonado...


Os dejo un vídeo en el que hablo de estas y otras cuestiones.


 

martes, 29 de junio de 2021

Punzones con impronta.

Los cuños, son el soporte vital para confeccionar monedas.

A lo largo de la historia, el procedimiento para crear las improntas de los cuños, que luego se estamparán en los cospeles, definiendo las consabidas monedas, ha experimentado pocas variaciones.

Desde tiempos muy remotos (antigua Grecia y Roma), los abridores de cuños, gozaban de una serie de ventajas técnicas que facilitaban su trabajo y agilizan la producción de los troqueles necesarios para acuñar moneda.

Cuño Republicano, Denario de Marco Antonio.


Cuando un artesano se enfrentaba a un cuño nuevo, lo abría, generalmente no de una forma directa, sino, a través de los diferentes punzones que modelaba previamente.

Punzón del busto de Fernando VII. "Tesorillo.com"


Estos punzones, ya templados, poseían los distintos artes que iban a ser labrados en negativo en las superficies de los cuños. Debido a este avance, el abridor de cuños, se beneficiaba de una manera más acertada y organizada, mejorando la disposición de todos aquellos símbolos y detalles… que iba a albergar el troquel.

El tener diferentes punzones sobre los disitintos motivos del arte de la pieza, ayudaba al artesano, a corregir errores, solventar modificaciones y confeccionar nuevas improntas de una manera más rápida.

Diferentes punzones. "Tesorillo.com"


Tenemos que tener en cuenta, que los cuños poco a poco van sufriendo su deterioro al choque continuo de los mismos con los cospeles que reciben la impronta… es más fácil por ello, y más ágil, constituir nuevos troqueles gracias al estampado de los punzones, que a abrir directamente el cuño, sin ningún otro tipo de ayuda que el de un buril.


Los buriles pues, parecen estar relegados a abrir los artes de los punzones en positivo, y a refinar el arte de los elementos de los punzones que ya han sido estampados en la matriz de los cuños… pero estas ligeras modificaciones, aplicadas directamente sobre el arte de los cuños, parecen ser más visibles, y asiduas, en las acuñaciones de finales del siglo XIX, dónde las matrices, empiezan a confeccionarse con un único punzón que integra todos los elementos de la moneda.

Sí por ejemplo, nos remontamos a la época visigoda, observamos, como ciertas monedas, poseen en los elementos de su arte (letras y “dibujos”) unas líneas guías, que seguramente se hincaron en la matriz, para referenciar la posición de los distintos elementos, que mediante los punzones o puede que de manera directa, se conseguían trasladar a la superficies de los cuños… favoreciendo la simetría de todos los elementos del arte de la pieza.

Fragmento de triente visigodo. Se aprecian las líneas guías en los dos símbolos de la derecha.


Para aumentar la durabilidad de los cuños, amenazada por los contínuos embistes, propios de las reiteradas acuñaciones, éstos, debían estar fabricados en un metal duro y resistente, como puede ser el propio hierro templado.

Ya desde la Edad Media, se conserva algún que otro cuño de hierro templado.

Mas adelante, estos cuños se confeccionarán en acero templado... El acero incorpora carbono en su estructura, lo que lo hace más resistente y maleable.

Los soportes y elementos necesarios para sujetar los cuños en su elaboración, y trabajar  en la apertura de los mismos, etc, eran creados por los propios grabadores.

Para la adopción concreta de los punzones que se iban a elegir en la apertura de los cuños, también se realizaban pruebas.

Estas pruebas de punzón, se grababan sobre una matriz, que posteriormente se trasladaba a planchas de metal o cospeles. Gracias a ello, se conseguía ver la profundidad del hincado de los diferentes artes de los punzones, la calidad artística de los mismos y otra serie de detalles.

Matriz en la que se muestran distintas marcas de punzones de prueba. www.eldatonumismatico.wordpress.com


Hemos visto como los punzones, se utilizaban para abrir cuños, pero también servían para estampar contramarcas o resellos en las monedas. En este caso, los punzones estaban grabados directamente en negativo, puesto que  transferían el arte, en positivo a la moneda, sin pasar por ningún tipo de intermediario.


Prueba de punzón del resello a VIII de 1654/5, realizada sobre un cuarto de Felipe III resellado.


Para este cometido, también se probaban dichos punzones, antes de acometerse directamente sobre las monedas.

Tenemos así, diferentes pruebas de punzón ejercidas sobre monedas ya acuñadas.

También existen pruebas de acuñación de matrices en metales más maleables, como el plomo.

Prueba de punzones en plomo, de un excelente de los Reyes Católicos. Monedaslimpias.com





Prueba de punzón en cospel de plomo, de un 8 maravedíes de Fernando VII. Monedaslimpias.com


La técnica para acuñar sobre cospel, mediante el martillado, a mejorado a lo largo del tiempo… sólo tenemos que ver la evolución de los soportes que albergan los cuños, para darnos cuenta de ello (cuños a martillo, cuños por imprenta de volante, mejora de los volantes…)

Gracias a ello, también se ha mejorado el aspecto de las monedas, con un mayor relieve del arte de las mismas, mayor realismo, mejor sincronía en relación al anverso y al reverso de las piezas, módulos más grandes, cordoncillos, etc… 


Cuño de un 8 reales de México de Felipe V. Museo Numismático Nacional, Casa de Moneda de México.


Sin embargo, en la antigüedad, cuando el trabajo se prestaba a ser rápido... Predominaba el tamaño del propio módulo de las monedas y el peso de las mismas, descuidando detalles para ellos, “más banales” como la simetría…


Os dejo vídeo...


Vídeo