Buscar en este blog

sábado, 4 de julio de 2020

Monedas de cuenta y moneda menuda en territorio indiano

El Descubrimiento de las Américas, contribuyó a una restructuración total de la economía española.

Con el reinado de los Reyes Católicos, la moneda castellana se enviaba en barcos a los nuevos  territorios descubiertos… con el tiempo, se ve necesario  crear una serie de Cecas en la “Nueva España”, para que los nuevos colonos puedan establecer su forma de pago, ya que allí, la moneda de cambio, se constituía en especias o alimentos varios.

Es con Carlos I, cuando se construyen en las Indias, las primeras casas de moneda.

Surgen así, las prestigiosas Casas de Moneda de México y  de Santo Domingo… este avance,  favorece con el tiempo, a fábricas como la de Sevilla, pues ayuda a que exista menos volumen de trabajo a consecuencia de la cantidad ingente de metales que entran en la península… así que, con el tiempo, del otro lado del charco (México, Santo Domingo, Lima, Zacatecas, Potosí) no sólo arrivarán a España lingotes de plata y de oro quintados, si no que también, zarparán barcos, llenos de monedas labradas, según las nuevas ordenanzas (aunque este último fenómeno empezará a tener vigencia, a principios del siglo XVIII)…


Es gracias a naufragios como el “del Cazador” y “Nuestra Señora de las Mercedes” que han podido perdurar en el tiempo monedas exclusivas (en este caso de la Ceca de Potosí) que de otra forma, seguramente hubieran sido fundidas para realizar circulante nuevo…


Un rasgo distintivo que se introduce en las monedas de plata indianas, al principio del siglo XVI (ya que las de oro, al principio estaban destinadas a acuñarse en España) será las columnas de Hércules con la leyenda Plus Ultra entre medias, y ondas del mar bajo las mismas. Más sobre los métodos de fundición indianos.


4 Reales acuñados en México de Carlos Y Juana. Se puede apreciar en el anverso el escudo cuartelado de Castilla y León y en el reverso, el descubrimiento de la Nueva España, representado con las columnas de Hércules y el lema "Plus Ultra" encima de unas ondas marinas, que viene a significar;  "más allá de lo conocido" o 'más allá del fin del mundo".  Catawiki lote 13487147 


Ya, con Felipe V, la cantidad de minas de plata y oro encontradas en estos nuevos territorios, ayudó a subsanar problemas derivados entre el valor nominal de las monedas y su verdadero valor intrínseco.

Para ello, el Rey Felipe V, establece una serie de ordenanzas, de 1728 a 1730, entre las cuales figura la que hace mención a este tipo de inconvenientes.

Pero antes de abordar este tema, aclararemos que no es lo mismo 8 reales que un real de a ocho.

La primera definición, digamos que haría mención a lo que se denominaría moneda de cuenta.

La moneda de cuenta, es un patrón monetario, que coge como punto de referencia, normalmente el valor de un circulante alto, para llegar hasta él con la suma de fracciones menores.

A lo largo de la historia numismática española, la unidad de cuenta se estableció para favorecer el movimiento de monedas menudas y configurar una relación entre todo el circulante creado… un ejemplo claro es el que se establece entre los reales de a 8 y los 8 reales.

Un real de a 8, es una moneda física, con su propia idiosincrasia, con un valor intrínseco determinado.

Sin embargo, 8 reales, es un valor de cuenta, que surje a través de la suma de sus distintas piezas de menor valor, medios reales, reales y dobles reales, dando como resultado el mismo valor extrínseco que el de un real de a 8…

El problema surgía en España, cuando empezó a acuñarse moneda menuda que en suma daba el mismo valor que los reales de a 8, pero que estaban algo por debajo en cuanto a valor intrínseco… ciertos comerciantes, preferirían establecer sus compras con monedas de módulo grueso, en vez de con monedas de menor módulo,  por el desajuste existente entre el valor intrínseco con su valor nominal.



Estás monedas fraccionarias o monedas menudas, labradas en las índias, tenían más peso y cantidad de plata que las realizadas en la península, por lo que, la gente prefería comerciar con éstas, antes que con moneda menuda del territorio español peninsular…

Así que la moneda menuda castellana peninsular, se la podría considerar moneda fiduciaria...

La moneda menuda, proveniente de las Indias tenían la ley de 11 dineros, mientras que la moneda de la península poseía 1 dinero menos, es decir, 10.

En 1728, Felipe V, mediante ordenanza real, dicta una serie de preceptos, entre los que se encuentra el número XV, que menciona la equiparación de la moneda menuda Indiana  en referencia a los reales de a 8, considerando que la moneda menuda del territorio propiamente español, es de menor valor intrínseco, y por tanto existe desigualdad entre ambas “ …De modo que un real de plata sencillo, (indiano)  valga la octava parte del precio, a que corriere el real de a ocho gruesso… en las expressadas piezas menudas (indianas) se ponga marca o estampa diferente de la que tienen las monedas inferiores labradas últimamente en estos reinos (España)”  estas monedas menudas con un valor más acorde a su peso, deberán acuñarse en las índias y tener unas marcas determinadas para diferenciarse de la moneda menuda castellana peninsular, y valdrán lo mismo en las Américas que en España.

8 Reales de Felipe V de 1722 con ceca de México. Subasta Áureo y Calicó, 8/10/2018.




miércoles, 1 de julio de 2020

Segunda parte: Cartones Matrix y hojas Encap

Aquí, en esta nueva entrada, os dejo la segunda parte del vídeo, que publiqué la semana pasada.

Esta vez, os muestro por vídeo, dos artículos, que podéis conseguir en la tienda LuzDeFaro:


1) Cartones de color negro Matrix.

2) Hojas para guardar cápsulas Quadrum.



Si queréis visitar el Primer vídeo, pinchad Aquí.



Segundo vídeo:


Segundo vídeo. Cartoncillos Matrix y hojas Encap.

Ochavo inédito de Carlos II de Sevilla con fecha de 1681

La Ceca de Sevilla en los cuartillos de Carlos II aparece acuñada exclusivamente en dos años.
Ceca de Sevilla. Foto sacada en tobyeatstheworld.com

El primero de ellos, en 1680. En esta fecha, la ceca está improntada al lado izquierdo del castillo, y se presenta, tanto acotada por puntos como sin acotar… sin embargo, la siguiente fecha, la de 1681, ha perdurado en el tiempo sin ningún ejemplo… el propio Sanahuja, en su catálogo, de “El Vellón  de los Austrias” establece, que si bien, ellos no han visto aún, la ceca de Sevilla con fecha de 1681, sí que hay constancia de que en ese mismo año, se acuñase moneda en esta casa andaluza… un interrogante, que a día de hoy,  parece haberse resuelto.

Rubén M. S, numismático amigo mío, acaba de romper con esta incógnita, pues tiene en su haber, un ochavo de Carlos II, con ceca de Sevilla y fecha de 1681… la única que se "sepa que existe" de este año.



Ochavo inédito de 1681 de Carlos II, con ceca de Valladolid, posesión de Rubén M. S.


En ocasiones, la Ceca de Sevilla, en estos ochavos, puede confundirse con la ceca VD de Valladolid… pues, en esta última, las siglas se presentan de manera vertical, a la izquierda del castillo.


 Marca VD en las cecas de Valladolid.


Ciertamente a veces,  la V y el comienzo de la D, al estar tan juntas ambas letras, pueden dar la impresión de que conforman una S…


Ochavos de Carlos II de Valladolid. Subastada en Áureo y Calicó 14/12/2017. Puede observarse, si retiramos el arco de la D, como la V y la base de la D simulan una S, por la cercanía de ambas letras.



Para descartar la Ceca de Valladolid, y constatar la de Sevilla, en esta pieza de extremada rareza,  tenemos que realizar una breve comparativa entre ambos artes de tales casas de moneda, y así, esclarecer diferencias sutiles que confirmen este gran descubrimiento.

Aspectos técnicos:

1- En la moneda de Rubén, se  ve a la izquierda del castillo, la marca de ceca S… no obstante, podría plantearse la duda de que es una VD tumbada... la V de la ceca de Valladolid suele ser más angulosa, a parte, se presta a ver la curvatura superior de la D sin ningún problema, en bastantes ochavos. Bien es cierto, que a veces por falta de acuñación, este arco superior de la D no es visible, por eso, a veces, la ceca de Valladolid, se asemeja a la de Sevilla. Ahora bien, en este ejemplar de Rubén, hay dos características más, que hacen que la moneda no deje espacio a dudas.
Se observa, claramente, como el primer trazo inferior del arco de la S (que mira a derechas) posee un ángulo curvo, diferente al arco en las V de Valladolid, que siempre es recto. Las V de Valladolid, se comportan claramente en este ángulo, como una V y no como una U.

Se ve claramente el ángulo recto de la V.

Se observa claramente el arco inferior de la A a derechas... no es recto como sí ocurre en la V de la ceca de Valladolid.


La parte superior de la S, también es curva, dejando el arco a izquierdas y encima de ella, no parece que exista falta de acuñación …así que, no puede ser una D tumbada… el comienzo de la D en la ceca de Valladolid, o lo que es lo mismo, la base de la D (ya que la letra aparecería tumbada) es recta, apartándose de la curvatura de la parte superior de la S…

Comparativa de cecas.


2- Algunos investigadores, dirían que para que la ceca sea de Sevilla, la S debería estar acotada por puntos, y la de Rubén no posee ciertos puntos… pero no se nos olvide, que el propio De la Fuente en su catálogo, establece tres variantes, todas con fecha de 1680, la última de las cuales, no posee acotación alguna.

3- La corona del anverso, encima del escudo, tiene una base recta, y no se corresponde con la de Valladolid, que siempre detenta una pequeña curvatura al comienzo de la misma. A parte, el arte es completamente distinto.


Base de la corona recta en Ochavo de Sevilla, y arte distinto.

Base de la corona curva en Ochavo de Valladolid.


4- El arte del castillo es distinto también al de la ceca de Valladolid, sólo a partir de 1684, el arte del castillo de la ceca de Valladolid, es similar al de la ceca de Sevilla.
                         Ceca de Valladolid.


                        Ceca de Sevilla.





Todos estos datos, son signos sin sine qua non, que certifican la procedencia de esta rara pieza… un cuartillo de Sevilla de Carlos II con fecha de 1681, un ejemplar único y seguramente muy codiciado por los coleccionistas de este tipo de cobres.

¡Enhorabuena, Rubén!



domingo, 28 de junio de 2020

Otra forma de aplicar cera y artículos de LuzDeFaro.

La impregnación de la cera microcristalina, puede realizarse de varias maneras.

En el vídeo de hoy, os presento otra forma de aplicarla.

Cogemos para la limpieza, una moneda de 5 céntimos de 1879 de Alfonso XII, con una pátina verde esmeralda, preciosa, con la grata sorpresa, de ver a medida de que la tierra se va retirando, como la pieza se nos presenta a penas circulada y con una homogeneidad destacada tanto en el tono de su pátina y como de su estado de conservación en reverso y anverso.


5 Céntimos de 1879 de Alfonso XII.


Esta vez, he realizados dos vídeos, debido a que los minutos del mismo, me parecían demasiados.

En la primera parte, nos enfrentamos a la limpieza del 5 céntimos de la foto, con impregnación posterior de cera microcristalina.

En la segunda parte, o segundo vídeo, os mostraré dos artículos para poder organizar y guardar nuestras monedas... ambos, podéis conseguirlos, si estáis interesados, en el portal de mi patrocinador, LuzDeFaro.

Vídeo de la primera parte.


jueves, 25 de junio de 2020

Cera microcristalina en monedas terrosas...

Sois muchos los que me preguntáis sobre la posibilidad de cubrir las monedas terrosas con cera microcristalina para su mejor conservación.

Pulido de una "perra chica" ...

Esta cera, tiene la peculiaridad, de que si se aplica sobre las pátinas, sean terrosas o no, garantiza una protección extra que en mi parecer no perjudica a la moneda.

Aún así, siempre podríamos tener excepciones:

...por ejemplo, en monedas terrosas con una tonalidad muy atractiva y que incluso se perciba la porosidad de esa arenilla... ya que, la cera, cuando no se pule, y se seca, aunque parece no alterar la apariencia de la moneda, sí es cierto, que dependiendo de qué tipo de tierra posea la pieza, la tonalidad de ésta, se puede ver ligeramente afectada... normalmente, obscureciéndose un poco más, debido a la humedad de la propia sustancia que estamos vertiendo sobre la pátina... también puede ocurrir, que esa porosidad se apelmace más, perdiendo atractivo la moneda... pero estas circunstancias sólo ocurren en monedas muy específicas... normalmente, cuando vemos una pieza que no deseamos "tocar" es porque tal cual está, no necesita ningún tipo de tratamiento, así que, ¿por qué "comerse la cabeza"? dejémosla como está... aún así, normalmente, el cambio de la tonalidad de la pátina, suele ser casi imperceptible, a penas se nota...

No debemos olvidar, que aunque la cera microcristalina suele embellecer a las monedas, porque consigue que los relieves resalten más, una vez son pulidas, su mayor cualidad, es la de preservar las piezas, que es lo que debe primar a la hora de pensar si impregnamos o no nuestras monedas.

Por otro lado, la cera microcristalina no es nociva, todo lo contrario, resulta muy beneficiosa para la conservación del metal de las monedas, por ese lado no hay ningún problema en poder aplicarla... sólo los más puristas, objetarán en contra, al respecto... pero casi siempre se opina de manera altruista, sin conocer los beneficios que produce este tipo de protección...


Os dejo un vídeo donde trato estos interrogantes, y os muestro un producto de mi patrocinador, LuzDeFaro, muy apto para sacar brillo a las piezas.

Limpieza de 5 céntimos y pulido con gamuza.


domingo, 21 de junio de 2020

Características y encapsulado de un felipe de busto peculiar.

En diferentes entradas, hemos ido viendo, alguna de las características más peculiares, que pueden tener los maravedís de busto de Felipe IV.

Hoy, os muestro un 8 maravedís de la ceca de la Coruña... una moneda, en la que curiosamente, se aúnan muchos de estos rasgos.


8 maravedís de Felipe IV, con la ceca de Coruña.

Descubriremos, como no en todas las casas de moneda, ciertos elementos que conforman aspectos puramente técnicos, que ayudan en el proceso de acuñación de las piezas, pueden llegar a variar, como las conocidas marcas de dilatación o arrastre de los rieles... marcas, valga la redundancia, que se abren en negativo en los diferentes cuños.

En la segunda parte del vídeo, os enseñaré una buena posibilidad de poder guardar y conservar vuestras monedas, a través de las conocidas cápsulas Quadrum de la marca alemana Leuchtturm, cuyo distribuidor oficial es LuzadeFaro.


Cápsula Quadrum en venta en LuzDeFaro.


Sí queréis entrar la web de LuzdDeFaro, podéis pinchar aquí.

Vídeo sobre un 8 maravedís peculiar.

viernes, 19 de junio de 2020

Líquido para limpiar monedas para cobres...

En esta ocasión, vamos a probar un producto de limpieza, para salvar a una moneda muy perjudicada por la corrosión.

Siempre, hay que conocer las monedas que vamos a tratar y saber en qué estado están.

Por otra parte, la utilización de ciertos métodos de limpieza, deben, en mi opinión, combinarse unos con otros, cuando sea necesario... es importante conocer los tiempos en los procesos de limpieza de una moneda, siempre que utilizemos compuestos químicos, y saber, para qué están destinados... la práctica, nos enseñará a diferenciar las virtudes de estos compuestos, por lo que recomiendo, que para conocerlos bien, al principio, empecéis a emplearlos sobre piezas que no sean muy valiosas, hasta conseguir el grado de maestría necesario en cada tipo de producto.

Líquido limpiamonedas para cobre, bronce, y latón de la marca Leuchtturm. Producto de LuzDeFaro.


Os muestro en vídeo, la limpieza de una peseta de 1944, completamente oxidada con un producto de la marca alemana Leuchtturm, que podéis conseguir fácilmente a través de su distribuidor oficial en España; LuzDeFaro, patrocinador a su vez de este blog.

Espero que os guste el vídeo.


Salvar una moneda en estado catastrófico.



jueves, 18 de junio de 2020

Moneda de Vellón con Carlos I

La casa de Austria, o de los Habsburgo, empieza a gobernar en España, con la llegada de Carlos I.

Medalla de Plata de Carlos I. Posesión del MAN. Diseño de Alberto Durero y ejecución del grabador Hans Krafft. Acuñada en Alemania, 1521.

Este monarca, fue hijo de Juana “La Loca” y de Felipe “ El Hermoso”, archiduque de Austria.

A la muerte de Fernando, el cardenal Cisneros, aceptando la petición de Carlos I, aprueba, que se le proclame rey, junto a la ya reina doña Juana, evitando por tanto, ser elegido sólo con el título de corregidor. Para afianzar este nombramiento de soberanía, que era muy contrario a los intereses de numerosas personas poderosas, acuñó Carlos, moneda en Flandes, similar a la de su padre Felipe. Con este tipo de piezas, se publicitaba la soberanía de un nuevo monarca.

Carlos I, confecciona así su medio real, con la tipología de este tipo de moneda, muy parecida a la creada años atrás por sus abuelos (Isabel de Castilla y Fernando de Aragón)... y estableciendo, algún que otro cambio, como la coronación de ambas iniciales ( de Juana y Carlos)  de manera individual, cuando con Isabel y Fernando, se presentaba, sólo una corona, que caía sobre dichas iniciales. Carlos, respeta la autoridad de su madre y sitúa su sigla, en segundo lugar.

Medio real a nombre de Carlos Y Juana acuñado en Amberes (Flandes) subasta de Jean Elsen y Ses Fils Diciembre de 2012.

 


Con el Cuarto de Real, muestra las siglas tanto de su madre como de él mismo, de manera individual... en anverso y en reverso, tal como aparece en los cuartos con ceca de México, donde las iniciales también se alternan con el arte de león y del castillo.

1/4 de Real a nombre de Carlos y Juana. Acuñada en Amberes. Subasta de Jean Elsen y Ses Fils Diciembre de 2012. Sin marca de león ni de castillo.


Estás monedas son extremadamente raras y valiosas.


Monedas de vellón de Carlos I

Muchas de las monedas de vellón del reinado de Carlos, serán la prolongación del circulante de sus abuelos.

Se conservan las blancas de los Reyes Católicos, sin posiblemente ningún tipo de alteración visible.

Blanca de los Reyes Católicos con ceca de Segovia.

Tenemos también en este periodo, los conocidos ochavos y cuartos, que fueron creados después de la pragmática de Medina del Campo de 1497… monedas que están a nombre de los Reyes Católicos, pero confeccionadas  a título póstumo. Para más información, visitad la siguiente entrada.

Surgen en 1520, los primeros ochavos, ya fallecidos Isabel y Fernando, conservando las leyendas de los mismos. En 1525, Carlos I, introduce su nombre y el de su madre Juana, en la leyenda. Pero estas monedas, tendrán ahora más fino, siendo de vellón más rico y acuñadas hasta 3 años después.

Los ochavos y cuartos a nombre de los Reyes Católicos, se siguieron acuñando hasta el reinado de Felipe II... monarca que decide substituir la leyenda e introducir su nombre en ella.

Como son monedas con liga de plata, es decir, vellones (cobre y plata) poseen marca de Ensayador.

Con valor de dos maravedís, en territorio peninsular, y en reinado de Carlos I, se conservan las piezas a nombre de Carlos y Juana, donde la marca de la casa de moneda, en este caso Segovia, se sitúa cusriosamente bajo el león.

Con valor de Cuatro maravedís y leyenda de ambos reyes (Carlos y Juana) se conocen dos Cecas, la de Coruña y la de Segovia.

También existen monedas de 2 y 4 maravedís, a nombre de Juana y Carlos, sin liga de plata. Fueron confeccionadas de 1528 a 1532, al ser de "vellón" grueso,  aparecen sin marca de Ensayador.

En cuanto a monedas propiamente acuñadas con leyenda exclusiva del monarca Carlos, pero ya fuera de la península, nos encontramos los 4 maravedís de la ceca de Santo Domingo, con un león en reverso dentro de una orla polilobulada (con 6 lóbulos) y un anverso en el que se presenta el castillo dentro de la misma orla y entre Las iniciales de la ceca, S P . Es por tanto, una moneda castellana acuñada en las Indias.

En este reinado de Carlos, también se hicieron monedas locales en las que se muestra el busto del Rey, mirando a izquierdas.

Estás monedas, tendrán el valor de dineros, y son acuñadas tanto en Aragón, como en Valencia y en Gerona.

También hay dineros de Navarra sin la presencia del rostro del Monarca, como dineros de la localidad de Vich (Cataluña) y puguesas de Lérida.


1 dinero de Navarra de Carlos I.

viernes, 12 de junio de 2020

Material sobrante y distintos roles en las Casas de Moneda

La recogida y posterior fundición del material sobrante en el proceso de acuñación de las monedas, era tan importante o más, que la propia supervisión de la cantidad de metales que entraban en las respectivas casas de moneda, para su consecuente transformación en circulante.

Cizalla de falsario,  convención del Museo Arqueológico Nacional.


Estos “deshechos” podían encontrarse de muchas maneras:

- Cizallas, o recortes sobrantes de los rieles, una vez se conseguía “extraer” la moneda.

- Rieles con errores en fundición, laminación o acuñación. A veces, los rieles no pasaban satisfactoriamente alguno de los procesos anteriormente mencionados, por lo que volvían a ser fundidos para entrar de nuevo en la cadena de acuñación.

- Escobillas, o partes de metal sobrante en el proceso de fundición o acuñación, que eran recogidos mediante barrido de escoba y acuchillado de paredes.

- Monedas con arte muy defectuoso... Aunque se han conservado piezas con errores en acuñación, como monedas incusas, doble acuñación, etc… cuando los errores eran graves, las monedas se volvían a fundir (no siempre pasaba ésto)

- Monedas con desajuste en la liga de plata. En ocasiones, si las monedas no se ajustaban al peso o a la cantidad de plata reglamentaria (monedas sobre todo de vellón) volvían a ser fundidas.


En cuanto a las cizallas de metales preciosos, como el oro y la plata, los oficiales fundidores, se encargaban de fundirlas y realizar moneda nueva… como ya habían sido ensayadas con anterioridad, normalmente no necesitaban ser ensayadas de nuevo para confeccionar moneda nueva. Cuando ésto sí era necesario (la menor de las veces) los ensayadores, tenían el cometido de afinar la consecuente liga, ajustándola a lo establecido.


Los fundidores debían ser trabajadores expertos no sólo en en temas referentes a la fundición de metales, si no también, a la afinación de los mismos… hasta tal punto, que cuando se recogía este sobrante de metal, estaban obligados a informar a los ensayadores sobre las peculiaridades de dichos restos, e influir en el trabajo de los compañeros, antes de que se realizara esa segunda función. Incluso en las primeras fundiciones, los fundidores, deberán estar presentes con los ensayadores… estos últimos, se encargan de ensayar ciertos rieles de cada partida de fundición, después de ser guardados en caja fuerte, para su posterior estudio... y sólo podrán sacar dichas piezas de su cerramiento, con la ayuda del fundidor, pues él mismo, tendrá una de las llaves de dicha custodia.

Proceso de vertido de fundición en rielera.


El fundidor, se responsabiliza de la tenencia de los aparatos necesarios para el desenvolvimiento de su oficio, y vivirá dentro de la propia Casa de Moneda. El sueldo del fundidor, será de 6.000 reales de vellón al año.

Se establece así, la figura del superintendente, para inspeccionar el trabajo de los oficiales y dar cuenta de ello ante el superintendente general, jefe de todas las casas de moneda del reino. El superintendente, también tiene potestad para juzgar y debe ser una persona que goce de la total simpatía del monarca. Tiene libertad y mando por encima de cualquier otro tipo de autoridad legal, exceptuando la propiamente referida a la Real Junta de la moneda del rey. El sueldo del superintendente, será de 15.000 Reale de vellón al año.

Para el buen ensaye de las monedas, cada Casa de Moneda, contará con dos ensayadores. Su elección, deberá ser aprobada por el Ensayador Mayor del Reino, por mandato del propio rey, o por la Real Junta de Moneda.

Taller de ensayador, del "Arte del ensayador del oro y la plata" de Muñoz De Amador.

Ambos profesionales, realizan los ensayos, cada uno en su dependencia u oficina. El sueldo de cada Ensayador, será de 8.000 reales de vellón al año.

Todos estos trabajadores, son sólo una parte, del engranaje de las Casas de Moneda ... necesarios, para el buen funcionamiento de las mismas.


lunes, 8 de junio de 2020

Vídeo sobre restauración de cizalla.

El vídeo de hoy, seguramente lo disfrutéis...

Hacía tiempo que quería realizar una grabación con este tipo de tratamiento restaurador, pero seleccionando una pieza muy exclusiva (o por lo menos para mí lo es)... como la que aquí presento.

Cizalla, seguramente de un cuarto, de Felipe II, de Real Ingenio... a tratar.

Después del buen resultado obtenido por dicha práctica, en ciertas monedas, vi que me sentía cómodo con este método, y me dispuse a hacer el susodicho vídeo.

Aunque la pieza se conserva en su estado original, y nos cede cierta información... al estar retorcida, por la compresión que recibió al ser cortada... he preferido tratarla y desdoblarla, para incorporarla a mi colección...

Podéis consultar, para afianzar el contenido del vídeo, una entrada anterior que hice hace tiempo en el blog... pinchad aquí.

                     Vídeo de la entrada.


jueves, 4 de junio de 2020

Documental sobre gorgueras y gorguillas en monedas de Felipe IV.

Tenéis un nuevo vídeo en forma de documental, sobre una entrada anterior del blog, que tuvo gran aceptación:

Gorgueras y Golillas en las monedas de  Felipe IV (entrada)

Felipe IV, con golilla. D. Velázquez. Museo del Prado.

Cuesta muchísimo realizar este tipo de trabajos... alguno más caerá, pero de aquí a bastante tiempo.

Espero que os guste...


Documental sobre vestimenta en las monedas de Felipe IV.

lunes, 1 de junio de 2020

Diferencias entre ochavos de Felipe II y ochavos anteriores.

Hoy, intento establecer, mediante vídeo, las diferencias más notorias que se dan, entre los ochavos a nombre de los Reyes Católicos, y los dos maravedíes de Felipe II.

Todavía, no se ha redactado un catálogo en condiciones, con referencia a este tipo de monedas del reinado de Isabel y Fernando...


Ya en su día, hubo iniciativas de ciertos entendidos en este tipo de monedas, que según se dice, estuvieron tratando dicho asunto, pero, o bien, se paralizó este atractivo proyecto, o bien, no dejó de ser más que otro rumor infundado.

Que disfrutéis el vídeo, y os sirva...


Ochavo a nombre de los Reyes Católicos con ceca de Sevilla... no presente en la Pragmática de Medina del Campo de 1497.



Vídeo sobre el ochavo de los Reyes Católicos.

domingo, 31 de mayo de 2020

Tratamiento de moneda mal tratada

Hoy, acometemos una mejora, en una moneda muy mal tratada...

Es una pieza que intentamos salvar... para incorporarla a nuestra colección...

Ciertamente, no alcanzará un puesto predilecto en la misma, pero sí uno muy modesto... y la tendremos ahí, guardada, si queremos, hasta que consigamos una pieza mejor que la sustituya.






Antes del tratamiento y después del tratamiento.



En esta ocasión, es importante matizar, que estamos intentando preservar la historia de esta moneda, más que su constitución física, y es gracias a un tratamiento conservador, que lo vamos a lograr.

Sin más os dejo el vídeo a continuación.


Vídeo sobre la limpieza de un maravedís.

jueves, 28 de mayo de 2020

¿Por qué el IIII en vez del IV?

Muchas veces, nos hemos planteado, el por qué de la substitución del número 4 romano, que en principio debiera ser un IV, por una acepción menos conocida; el IIII, en las monedas del reinado del Rey Planeta.


Sí tomáramos como referencia, lo que comúnmente se considera como apropiado en este tipo de escritura romana, diríamos, que la manera correcta de disponer este número, sería el del IV en vez de el del IIII… así es, como ya desde pequeñitos nos enseñaron a todos esta diferencia en la escuela.

Pues nada más lejos de la realidad… ambas maneras son correctas.

Ya los romanos, solían poner este numeral, el “IIII” en inscripciones de lápidas. Según se sabe, esta grafía, intentaba evitar la similitud que existía entre el número IV y el comienzo de la palabra del Dios de la Luz; IVpiter (Júpiter)… no era por lo tanto adecuado, nombrar a la deidad, allí donde no fuese esencialmente indispensable… así que,  en muchos casos, situaron el IIII en vez del IV, para evitar desagrados y confusiones.

Otro elemento conformador de la sustitución del IV por el IIII, es que visualmente, es más fácil identificar un 4 con todas sus columnas, que el mismo valor, con una sóla columna seguida de una V.

Lo que está claro, es que seguramente en la época de Felipe IV, se tomara de referencia, periodos pasados, para incorporar el numeral IIII (que leído suena a ordinal cuarto) en las monedas oficiales y medallas, estableciendo dicha práctica, como la más correcta.

16 maravedís de Felipe IV con el 4 escrito como "IIII".

Yo, considero, que en el reinado de Felipe IV,  lo que se intenta, es mediante este tipo de numeración "IIII", seguir la línea sucesoria de los antepasados del monarca y consolidar así su estirpe.

Me explico: Resulta factible, situar un dígito más al III (valor que poseyó su padre Felipe III) que introducir un nuevo IV (con la incorporación de una V que se aleja del estilo y de la dinastía). Normalmente, se suele añadir un dígito más al nombre del reinado, tal es el caso que se da tanto en el periodo de los Austrias como en el de los Borbones…Felipe II, Felipe III, Felipe IIII…Carlos II, Carlos III, Carlos IIII… se consigue con ello, mayor cercanía al poder real... pues, desde mi punto de vista, se trata de una cuestión ligada a la tradición, que se inicia siglos atrás y que pocas aportaciones puede hacer ya el propio rey, al no ser; consolidar lo establecido o modificarlo.


Entones, ¿por qué después de Felipe IV se introduce la V?. Primeramente por tradición romana, segundo, porque Felipe V ya no está vinculado a la familia austriaca (es el primer Borbón) y tercero, 5 columnas seguidas, se harían muy difíciles de identificar sin errar… demasiadas columnas para verlas bien juntas…a parte, menos columnas simplifican la escritura, y la hacen por ende más rápida.

También es posible, que en un principio, se estableciera el número IIII en este tipo de monedas (circulante de Felipe IV) por algún tipo de equivocación, y que luego se tomase ese valor "erróneo" como modelo... aunque esta teoría la descarto por poseer poco fundamento.

Ciertamente, la estética del siglo XVII, estaba contagiada de una misma simpatía en el arte de los números… El propio Luis XIV de Francia, prefería en la construcción de sus relojes, el IIII en la esfera, antes que el IV, aunque cuando se trata de su nombre, refleja un XIV y no un XIIII... así que, esta modificación por lo visto existía solo por debajo de la decena.

En otro tipo de documentos, el nominal se sustituye por el número arábigo 4 e incluso por "cuarto".

Declaración de guerra a los franceses. Archivo Histórico Nacional.

Declaración de guerra de España contra Francia, 1635. Archivo Histórico Nacional.


Por otro lado, el IV no era más que un número dinástico que estaba siempre por detrás de lo que verdaderamente importaba; el nombre del monarca, en este caso, el de Felipe, como así lo atestiguan dos documentos:

Uno, en el que se nombra el número de "Felipes reyes" que existen y han existido hasta la fecha, en España. En el que la palabra "cuarto" vincula a toda la sucesión dinástica del monarca.

Documento del Archivo Regional de la Comunidad de Madrid. "Don Felipe, cuarto de este nombre, por la gracia de Dios".


Dos, la firma del propio rey en el que excluye el ordinal de su sucesión dinástica.

"Yo el Rey F" (de Felipe). Firma de Felipe IV.


Sea como fuere, en las monedas se prefería siempre el IIII antes que el IV.

lunes, 25 de mayo de 2020

Documental del Real Ingenio de Segovia

Tenía ganas de realizar una entrada en forma de documental... para eso he utilizado una anterior entrada; El real Ingenio de Segovia. Para acceder al enlace, pinchad aquí.

Sí el vídeo tiene aceptación, tal vez haga lo mismo con todas las cecas...

He dedicado largas horas para confeccionarlo, así que, espero que os guste y sepáis apreciarlo.


Las Cecas de Segovia y el Real Ingenio.

sábado, 23 de mayo de 2020

Mis cartones para monedas autoadhesivos

Me han llegado unos nuevos cartoncillos adhesivos para guardar monedas, así que, he realizado un vídeo corto, ya que creo, que merece la pena que sepáis de ellos.

Sin más, os dejo el vídeo abajo.

Cartones adhesivos para monedas, Leuchtturm

viernes, 22 de mayo de 2020

La prestigiosa Ceca de Burgos.

La ceca de Burgos, empieza su andadura con Alfonso VIII, entre finales del siglo XII y comienzos del XIII... seguirá en manos de Alfonso X, con sus conocidos pepiones y más tarde con Sancho IV.


Pepión de Sancho IV de la Ceca de Burgos.

En pleno siglo XIII, Burgos monopoliza la producción de la emisión de moneda con mejor calidad hasta la fecha. En el siglo XIV, se hace con el primer puesto en cuanto a producción de vellón se refiere y coge protagonismo también en la labra de moneda de oro y de plata.

En el siglo XV, solo una ceca se pone a la altura de la prestigiosa casa de moneda de Burgos (la más importante de Castilla, siglos atrás), la Casa Vieja de Segovia (más sobre las diferentes Cecas de Segovia, aquí) instaurada con Enrique IV y que poseerá, grandes lazos de cercanía con la monarquía española (Reyes Católicos).

La moneda de oro de mayor calidad de este periodo, corresponde a la ceca de Segovia. En cuanto al metal argenteo, Burgos y Segovia andan en este siglo, a la par.


Dobla de la Banda de Juan II. Subasta 10 de Marzo de 2016, lote 81. Áureo y Calicó, SL.


A principios del Siglo XVII, la "fábrica" de moneda burgalesa, ocupará uno de los espacios más predilectos de la ciudad.

Situada en el Camino de Santiago, pasará a penas desapercibida a ojos de aquellos que caminan por esos lugares.

Es una casa de moneda, en nada ostentosa, estéticamente hablando, como sí lo es el Real Ingenio de Segovia… pero no por ello, debe estarse importancia al trabajo que de allí salía.

El taller, colindaba con un paisaje, llamado “Huerta del Abad”  y era parte de un compendio de construcciones que conformaban un caserío.

El mando de la Casa de la Moneda de Burgos pertenecía al conocido Duque de  Lerma.

La nueva fachada de la casa de la Moneda de Burgos fue construida en 1606 y estaba situada en la Calle San Juan. Era ésta, una construcción de dos plantas, más desván, realizada con ladrillo. A los lados, se situaban ambos módulos y en la parte trasera el taller propiamente dicho.

También, esta casa, gozó de paisajes abiertos (denominados por el nombre de “campillo) y propias huertas.

La Casa de la Moneda de Burgos, disponía de dos entradas exteriores y una tercera, habilidada en el patio interior.

En las dependencias de este amplio edificio, se sabe que existió; tanto sala de “justicia” como calabozo.

Roles en la Ceca de Burgos

En referencia a los trabajadores, existían básicamente tres clases: Los Oficiales Mayores, los Oficiales Menores y en tercer lugar, los propios monederos y obreros…

Los primeros, solían cobrar estipendios, en base a la proporción de monedas labradas y otros menesteres… por otro lado, los acuñadores, monederos (segundo grupo)  podían recibir su paga en función de la labra realizada, en cuanto a calidad y cantidad, que solía ser de 4 maravedís por marco labrado, menos 1 maravedí destinado a mermas… esto propició muchos abandonos de este tipo de colectivo, y en ocasiones, dobles jornadas en otros puestos de trabajo.

Se acuñaban de media, unos 2500 marcos por día trabajado.

Otros desempeños en la Ceca, como los referidos a porteros y alguaciles, se abastecían con sueldos fijos.

Los monederos solían estar al servicio de un capataz, y conformaban el número de unas 38 personas, aunque la ley, permitía el doble de trabajadores de esta cifra.

El trabajo de estos operarios, se realizaba cinco días a la semana, y a veces, no estaban exentos de realizar sus oficios, los fines de semana…

La Casa de la Moneda de Burgos, solía tener sus reglas, como pasaba en antaño en otros estamentos, como en el clero...  y se beneficiaba de ciertas ventajas fiscales y una propia jurisdicción.

La Ceca Burgalesa, labró en el siglo XVII, sobre todo, moneda de cobre y de vellón, y también reselló según las pragmáticas acaecidas en época de Felipe III y Felipe IV.

Normalmente el cobre llegaba a la ceca, de zonas del norte de España.

En 1623, la producción de vellón debe aumentar y bajan las posibilidades de conseguir cobre para las acuñaciones. Es entonces, cuando los “mandamases” empiezan a valorar la idea de recoger todo el metal posible en forma de tinajas calderos y otros enseres de los habitantes de la ciudad, para poder seguir con la producción. Otra solución para esta carencia, fue conseguir cobre en Alemania, pero se pagaban grandes sumas de dinero, por los gastos que se generaban en el transcurso de esta larga distancia.

Como dato curioso, Burgos acuñó moneda para Santo Domingo por mandato directo de los Reyes Católicos, siendo la primera ceca que se ocupa de labrar piezas para el Nuevo Mundo.

En cuanto a la marca de ceca de Burgos, no suele haber dudas...es una B, rara vez aparecen dos siglas, la B-S o incluso la B-V, pero en épocas anteriores. Más sobre ensayadores.

En el periodo de Felipe IV, (maravedía de busto) se acuñó tanto a martillo como a molino, en esta última modalidad, de 1662 a 1664.

Se labraron monedas, con valor de 16, 8, 4 y 2 maravedís.

La marca de ensaye R, corresponde a Antonio Ruiz De Valdivieso.

Os dejo el siguiente vídeo sobre una moneda con error de Felipe IV de Burgos.



Rareza en 4 maravedís de Felipe IV de la Ceca de Burgos de 1663.

lunes, 18 de mayo de 2020

Vídeo de un Ochavo peculiar.

Me resulta curioso, ver cómo en otros tiempos, también se equivocaban los "artesanos de las monedas"... y dejaban que parte de esos errores, siguieran sin impedimento alguno, su camino, bien por despiste o por abaratamiento de costes en todo el proceso de la fabricación de moneda.

Hoy, os traigo un vídeo sobre un ochavo de Felipe III, que aunque pequeño, guarda consigo bastante historia.


                      Ochavo de Felipe III.

Una moneda rara, que merece la pena ser estudiada.

Como no os quiero desvelar aquí, el misterio del ochavo, vais a tener que ver el vídeo (en el caso de que queráis descubrirlo por vosotros mismos)

Una moneda rara y peculiar.


viernes, 15 de mayo de 2020

Error; doble acuñación...

La suerte estuvo conmigo...
Os presento por vídeo, una moneda bastante difícil de encontrar por el fallo de acuñación que porta.


2 1/2 céntimos de escudo de Isabel II con doble acuñación, con ceca de Sevilla.


Hoy, sin más, os dejo el vídeo para que lo disfrutéis.

Saludos.

Vídeo de 2 1/2 céntimos de escudo doblemente acuñados.