Buscar en este blog

domingo, 25 de noviembre de 2018

Métodos para saber si la moneda es de plata

A veces nos es difícil saber la proporción de plata que tienen ciertas monedas. Otras, queremos descartar falsificaciones de valor intrínseco más bajo que el original.

Estos métodos nos servirán, única y exclusivamente para detectar si la moneda posee plata (sobre monedas peninsulares de plata de busto de Felipe IV) o por si lo contrario, carece de ella. Para diferenciar si es falsa o no, utilizaremos otras premisas...


1/4 de maravedís de Alfonso X El Sabio. Ceca de Murcia. Falsa actual con contenido de plata. Colección del autor.

Tenemos que tener en cuenta que el comportamiento que experimentan estas pruebas en los diferentes metales de los que están hechas las monedas, es distinto, pero también
Parecido, en materiales diversos.

Así, en esta entrada, veremos cómo tanto el cobre, como el plomo y la plata, tienen cierta similitud cuando se aplican tales métodos.
Con el cobre no tendremos problemas, pues con solo ver el color del metal, ya sabremos que no es plata. Salvo que la moneda contenga núcleo de cobre y esté bañada con plata, podremos realizar estás pruebas casi con la total certeza de acertar.

Imán de Neodimio

Cogemos un imán grande de neodimio (no otro) debido a su gran potencia. Colocamos la moneda en una superficie deslizante (no rugosa) y pasamos el metal repetidamente por encima de la pieza, a un centímetro de la misma. Sí la moneda es de plata, cobre o plomo, se moverá... Ésto es debido a que el imán repele dichos metales. Los demás minerales, como el hierro, zinc, son atraídos por éste.

Sí la moneda es de cobre con baño de plata, con el peso y el arte de la pieza, nos bastará para saber que es falsa.

El cobre y el plomo aunque son repelidos por el imán, lo hacen de una manera mucho más comedida. Así que en caso de que queramos diferenciar plata de plomo, con esta frecuencia y fuerza de movimiento, o desplazamiento, sabremos si es uno u otro (aunque para ello tenemos que tener más referencias, para poder comparar...basta con realizar el experimento con plomo puro y plata pura, para observar como se comportan)

También podemos coger un imán pequeño de neodimio, y con la moneda ligeramente inclinada, ver cómo se desliza por el cospel. Sí lo hace lento, con casi total fiabilidad,  sabremos que es plata. Si el deslizamiento no posee resistencia alguna, entonces el metal no será argenteo.

Cubito de hielo

Cogemos agua destilada (Pinchar aquí para métodos de limpieza con agua destilada) preferiblemente, y la congelaremos.

Sacamos un cubito pequeño de hielo y lo depositamos encima de la moneda.

Sí el hielo se mueve a una velocidad más rápida que si lo hiciera con una moneda sin plata (por ejemplo, con un euro) y da vueltas, también sabremos que es plata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario