Buscar en este blog

martes, 30 de abril de 2019

La buscada Ceca de Valladolid

Teniendo presente, que en Valladolid nació Felipe IV, y habida cuenta, de su pasión y dedicación por el arte, sería extraño, que en esta ciudad, no hubiera existido ceca, salvo por la poca afluencia de paisanos que vivían en esta tierra allá por 1660, que no superaba el número de 3000.

16 maravedís a molino de 1663 con ceca de Valladolid, de tres girones mirando a derechas y unidos entre sí. Muy poco común.


Aún así, la producción de moneda en dicha localidad, provenía de años atrás. Un tiempo, que nos lleva al reinado de Enrique IV, donde presumiblente la ceca de Valladolid, aparece por primera vez, en los cuartillos de busto del hermano de Isabel La Católica, con la marca de ceca VA (Más sobre marcas de ceca, de los Felipes de busto)

Aunque fue anteriormente, con Juan II, en 1447, cuando las Cortes de Valladolid, le piden a este monarca, que establezca una ceca nueva en Valladolid: "... Vuestra sennoria debe mandar labrar otra casa de moneda en vuestra corte, teniendose en ello esta manera, que aquí en esta Villa de Valladolid,  donde vuestra sennoria agora está... Haya una casa de moneda e que aquella labre continuamente e nonse mude..."

Con el descubrimiento de las Américas, muchos vallisoletanos empezaron a tener una importante relación con la ciudad de Sevilla... Este hecho, benefició sin duda, a la exportación de metales preciosos de Andalucía a estas tierras, proporcionando un prestigio importante en las labores de acuñación de su ceca, en los diferentes emplazamientos de la misma, estable a lo largo de dichos años.

En Valladolid se labrará; oro, plata y vellón.


8 maravedís a martillo de Felipe IV de 1624 con ceca de Valladolid.

A esta serie de condicionantes, se unía también, el hecho, de que Valladolid, gozó allá por el siglo XVI, de una posición privilegiada en el marco de la platería.
Los artesanos de este oficio eran los más importantes de toda España, y parece que se concentraban en su mayoría en la zona vallisoletana.

A destacar dos figuras fundamentales:

Hernando De Solís, y Juan de Arfe y Villafañe.

Curiosamente, en Valladolid, se establece una de las pragmáticas más importantes a nivel numismático que se hayan dado España. La pragmática del 13 de Junio de 1497 en Medina del Campo, (a manos de los Reyes Católicos), que entre otros menesteres, insta, a que aparezcan la marca de ceca y de ensayador (más sobre ensayadores de los Felipe a de busto) en las monedas que posean liga de plata.

La ceca de Valladolid, se reinicia con el reinado de Felipe II, ( con 170 trabajadores, entre "obreros" y monederos, al igual que ya ocurría en la ceca de Burgos).

Esta casa de moneda, cumple funciones de labra, hasta los tiempos del último Austria, Carlos II, donde la marca de tres o cuatro girones, comparte protagonismo con las siglas VD, VL, VLL.

El rey planeta nació en Valladolid el 8 de Abril de 1605, de nuestra era cristiana.

Hijo del Rey Felipe III y de la reina Margarita de Austria, Felipe IV, vino a este mundo, justo un Viernes Santo.

8 maravedís a martillo de Felipe III con ceca de Valladolid.

La ceca de Valladolid, prosiguió las labores de acuñación de los maravedís de busto, allá por el año 1662. Se ubicó esta casa de moneda, en unas dependencias, ubicadas en la antigua Calle de Los Zurradores.

Ensayadores de la Ceca de Valladolid:

Existen dos ensayadores, conocidos, dentro de los maravedís de busto de Felipe IV.

1) José De Frías (todavía de hipotética designación) con marca de ensayador F.

Supuestamente ensayó solo en el año de 1661.

2) Martín De Macaya, con marca de ensayador M.

Ensayó de 1661 a 1664.

No hay comentarios:

Publicar un comentario